Categoría > Artículos > Como puede ser, si es tan simple

Como puede ser, si es tan simple

¿Qué pasaría si como entrenadores, sólo les decimos a los jugadores?:

 

-Debés pasar la pelota de igual forma, tanto para la derecha como a la izquierda. Al igual,  que debés patear con ambas piernas.

-Entrá con la espalda recta en el scrum.

-Deben jugar coordinados en el line out.

-Marca bien en el 1 a 1.

-Entre otras indicaciones….

 

¿Alcanza con sólo decirlo o debemos entrenarlo diariamente? La respuesta es obvia. Entonces, ¿por qué creemos que para entrenar "a la mente" alcanza con decir frases “motivadoras” o pegarlas en el camarín, o con charlas de los "gurús" mentales  o con charlas de 30 minutos por semana y no incluirla en el plan de trabajo? Continuamente leemos frases estimulantes que dicen:

 

-Una mente negativa genera ideas negativas.

-Pensá positivamente, si quieres alcanzar el éxito.

-Para encontrar tu límite debés confiar en tí.

-Desarrolla una mentalidad ganadora.

-Quién quiere hacer algo, encuentra un medio, quien no quiere hacer nada, una excusa.

-El límite está en tu mente.

-Entre miles de frases más..............

 

Lamentablemente, lograr que esas frases (y los procesos psicológicos que representan) se "hagan realidad" no es nada sencillo. Y es tan complejo como desarrollar las destrezas físicas, técnicas y tácticas.

 

Todos sabemos lo que hay que hacer (tanto entrenadores como jugadores), pero no es tan simple llevarlo a la práctica día a día. Donde las causas mentales pueden ser: pensamientos negativos, falta de motivación, inadecuada confianza, convicciones erróneas, concentración, temores, presiones, ansiedad, emociones, mala toma de decisiones, inadecuadas destrezas sociales, falla en los objetivos, la personalidad (con todo lo que esta palabra involucra, no es una palabra más),  y la lista puede ser más extensa ......

 

No existen recetas mágicas que nos permitirán hacer que estos procesos psicológicos se conviertan en realidad con sólo mencionarlos, y lograr que la "mente" se alinee con las destrezas físicas, técnicas, tácticas (grupales),  para alcanzar la zona de funcionamiento óptimo de los jugadores.

 

La palabra mente, se utiliza como sinónimo de psiquismo, al cual podemos definir como un conjunto de funciones y procesos psicológicos (percepción, pensamiento, emoción, motivación, etc.) que constituyen la actividad "mental" de una persona.

 

Tenemos en claro que los procesos deportivos, sean de la índole que sean, no son nada sencillos de transitar para alcanzar el objetivo final. Los procesos psicológicos no son la excepción, ya que son parte de los procesos deportivos.

 

Construcción de un verdadero equipo, motivación, confianza, concentración, rutinas de preparación mental para ayudar a los jugadores alcancen su zona de funcionamiento óptimo y otros temas, los podés encontrar en el curso Aspectos Mentales en el Rugby.

 

No dudes en consultar.
Saludos y muchas gracias por tu tiempo.